Economía, bolsa y capitalismo

febrero 12, 2007

Libros: Padre rico Padre pobre

Filed under: Historias para reflexionar, Libros — fibercool @ 12:31 pm

¿Prepara la escuela adecuadamente a los niños para que se enfrenten al mundo real? “Estudia mucho, saca buenas y encontrarás un trabajo bien pagado, con grandes beneficios”. Asi empieza el libro, con algo que todos hemos oido en repetidas ocasiones, pero que luego en la vida real vemos que eso no es un reflejo de la realidad, pero aun asi ¿que hace la gente para luchar contra ello?, nada. Existe una estructura mental profundamente arraigada en la sociedad que dice que uno tiene que estudiar, no para buscar ideas que me permitan formar mi propio futuro, sino para irle a trabajar a alguien en ese mismo futuro.

Para que el libro realmente te llegue, hay que tener cierta inquietud y ganas de abrir la mente, para mi personalmente el libro no dice nada nuevo, pero ratifica algunas ideas. Pienso que para muchas personas la idea de “no depender del trabajo” ó “no tener una casa propia” puede ser demasiada radical y que no merezca la atención.

Robert Kiyosaki, pese a no decir nada nuevo, me gustaría descatacar alguna de las cosas interesantes que comenta; hay que estudiar, la gente va a la universidad, estudian como locos durante 4 o 5 años y despues dejan de estudiar el resto de su vida, tener un conocimiento general sobre diversos temas, es fundamental para salir adelante, y no dejar de estudiar nunca, y sobretodo saber adaptarse, es algo que vengo observando ultimamente yo, contra mas amplio mis conocimientos de diferentes materias, mas sencillo me resulta entender otras, y mas interconexiones y relaciones veo entre ellas.

Comenta un factor que veo clave en cuanto hablamos de la independencia financiera, el MIEDO, la gente tiene miedo a perder y salir de una vida “fácil” y estandar, cuando gana más dinero, sólo se endeuda más, y la alegría que el dinero proporciona a menudo dura poco y pronto necesitan más dinero para obtener más alegría, más placer, más comodidad, más seguridad. Un dia se despiertan con grandes problemas económicos y a partir de entonces no pueden dejar de trabajar.

Inteligencia financiera, es la capacidad para convertir esos ingresos en activos que nos proporcionen un flujo de ingresos en lugar de un flujo de gastos a final de mes, ya que normalmente los ingresos se traducen en pasivos inmediatamente que no proporcionan mas que gastos de hipotecas, visas, prestamos, etc.

ISBN: 84-03-09540-6

febrero 6, 2007

ibex 35 – fibex

Esto lleva un par de semanas un poco “extraño”, creo que pronto empezara un bonito festival, lo resumo con un par de imagenes, y que cada cual saque sus propias conclusiones, ¿cuña alcista? : )

Fibex, ¿banda superior del canal?:

febrero 4, 2007

tipical spanish

Filed under: Historias para reflexionar — fibercool @ 4:05 pm

Leo en diario vasco lo siguiente:

España es el país del mundo con más sucursales bancarias por habitante.

España es el país más “bancarizado” del mundo, ya que además de contar con el mayor número de oficinas por habitante -95,87 sucursales por cada 100.000 personas-, su red de cajeros automáticos es la más extensa de Europa y una de las más grandes de los cinco continentes.

Según los últimos datos de la Fundación de Cajas de Ahorro (Funcas), España es el país del mundo con más oficinas bancarias por residente y sólo es superada por Canadá en cuanto a cajeros automáticos por residente, al contar con cerca de 40.000 sucursales y más de 50.000 cajeros automáticos.

Este volumen de oficinas y cajeros confiere a España el tercer puesto en cuanto a cobertura de sucursales entre los países con niveles de renta per cápita elevados, ya que sus 39.404 oficinas bancarias sólo son superadas por Estados Unidos (89.914) y Alemania (40.792).

Sin embargo, al incluir el resto de países del mundo, India, con 67.097 sucursales, relega a España a una cuarta posición, aunque todos los países que la superan en número de oficinas tienen poblaciones mucho más numerosas que la española, ya que India es el país más poblado (con más de 1.100 millones), Alemania más que dobla a España por población y la de EEUU es siete veces superior.

Esta circunstancia provoca que sea el país del mundo con más sucursales por habitante -95,87 por cada 100.000 personas-, por delante de Austria (53,87), Bélgica (53,15), Italia (52,07), Portugal (51,58), Alemania (49,41), Estados Unidos (30,86) o India (6,3).

Además, con sus 52.033 cajeros automáticos -cifra que sólo supera EEUU con 352.000 y Japón con 144.700-, cuenta con 126,60 cajeros por cada 100.000 personas, media sólo superada por Canadá con 135,23 cajeros y por encima tanto de Estados Unidos (120,94) como de Japón (113,75).

Sencillamente, tocho y bancos, me da bastante que pensar el porque de ese dato, a que se debe que podamos tener el doble de sucursales que nuestros vecinos italianos o alemanes, somos nosotros los que nos encontramos en el punto de equilibrio entre la oferta y la demanda y el resto del mundo se equivoca, o nuestra oferta provoca una demanda desmesurada que haga mantenerse la oferta?. La historia nos dice que estos desequilibrios por mucho que se prolongen en el tiempo acaban por rectificar pagando un precio, pero lo que esta claro que no seran los bancos quienes paguen ese coste.

noviembre 9, 2006

Recesión en 2007

Filed under: Historias para reflexionar — fibercool @ 10:32 pm

Leo un interesante artículo para los bajistas en la web de Alberto Noguera traducido de SafeHaven, una de mis webs favoritas, asi que lo copio integramente a continuación, antes decir que la situación que se esta empezando a dar en USA la veo muy extrapolable al caso Europeo o mas concretamente al corralito que tenemos montado en España. Me recuerda tambien que algún dia me tengo que mirar el tema de los ciclos Kondratieff.

 

Recesión en 2007
por Paul Lamont

Como saben nuestros clientes, hemos estado prediciendo una recesión muy fuerte para los próximos años. A principios de este año, nuestros análisis se veían con escepticismo, pero según van apareciendo datos económicos más recientes, nuestra predicción va siendo más probable.

Deuda
Uno de nuestros argumentos principales ha sido el nivel de endeudamiento insostenible del consumidor norteamericano. La gráfica de abajo (por Ian Gordon, de The Long Wave Analyst) muestra la deuda privada según el PIB con su interpretación de los ciclos de Kondratieff. Sin dar una larga explicación de los ciclos de Kondratieff, déjennos decir que según los tipos de interés caen, los inversores tienden a endeudarse más. Gran parte de ese crédito no se utiliza más que para inflar burbujas especulativas. A veces las burbujas explotan y los activos se hunden, pero las deudas son las mismas. Los inversores no pueden pagar sus deudas y surge una crisis de morosidad con su consiguiente recesión. Como puede verse, el endeudamiento es ahora el 300% del Producto Nacional Bruto, mucho más alto que en 1929.

¿De dónde viene la deuda?
En el gráfico de abajo (Yardeni.com), los consumidores han estado retirando dinero de sus casas a niveles récord. Simultáneamente, han estado ahorrando menos. El sistema de ampliar las hipotecas para obtener dinero, alimentando así la economía, es parecido al de los inversores de la Bolsa en los años 20, cuando se pedían créditos para comprar acciones. Como ha mostrado la historia, una vez que la especulación se agota por sí misma los activos se deprecian mucho, pero las deudas se tienen que pagar. Desafortunadamente, la burbuja inmobiliaria ya ha empezado su declive.

El problema de la construcción en Estados Unidos
Mirando al gráfico de precios inmobiliarios en Estados Unidos (por Robert Schiller), la predicción de que los precios no pueden seguir su trayectoria no era muy difícil. Estas subidas han sido alentadas por la especulación. Hasta ahora hemos visto el ciclo alcista.

Y ahora estamos empezando a ver las bajadas: el 27 de octubre “el gobierno comunicó que el precio medio de la vivienda nueva cayó un 9,7% el año pasado hasta 217.000 dólares, el nivel más bajo en dos años”. Es la caída porcentual más acusada en los últimos 36 años, según MarketWatch. “Los precios medios de las casas unifamiliares han bajado un 2,5% el pasado año, la caída más grande nunca registrada”. Creemos que los precios inmobiliarios han tocado techo y los consumidores norteamericanos no van a tener más “rentabilidades sobre el papel” por ampliación de hipotecas para gastar. En el tercer trimestre de este año, los embargos han aumentado un 43% desde 2005 (es cierto que desde niveles bajos). En Colorado (primero del ranking nacional), uno de cada 127 hogares sufrió el proceso de ejecución de la hipoteca, según RealtyTrac. Nevada y Florida iban poco detrás, con uno de cada 156 y uno de cada 182 hogares, respectivamente.

Ventas de coches nuevos
Si el consumidor norteamericano está siendo exprimido, la primera gran compra que puede intentar aplazar es la de un coche nuevo. Abajo está el gráfido del New York Times que muestra la variación anual en las ventas de coches. Cuando las ventas de coches nuevos caen “un 2% o más, la economía o está en una recesión o a punto de entrar en ella”. Ahora mismo hemos caído un 2,4%.



PIB

El PIB ha empezado también a reflejar el enfriamiento. El incremento del PIB estimado para el tercer trimestre por el ministerio de Comercio es de un ínfimo 1,6%. Justo después de aparecer el dato, Bloomberg publicó que el ministerio de Comercio encontró un “error estadístico” y había publicado un incremento en la producción de coches de un 26%. A partir de ahí, las cifras tuvieron que ser rebajadas hasta un crecimiento del PIB del 0,9% para el tercer trimestre. Entonces, este año el PIB ha pasado de un 5,6% a un 2,6% y a un 0,9% en los tres primeros trimestres.

Por qué los Estados Unidos no tendrán un suave aterrizaje

Mientras el consumidor norteamericano acumulaba deudas para mantener la economía en marcha, los bancos aumentaron la concesión de hipotecas (ver arriba). El problema es que los inmuebles tienen muy poca liquidez y cuando la gente se pone nerviosa quiere su dinero en metálico. Desafortunadamente, los bancos están ahora en la situación más vulnerable a esto de los últimos 20 años. Como pueden ver en la gráfica de la Reserva Federal de abajo, los bancos norteamericanos están dejando que disminuyan sus reservas para casos de morosidad, que son las que los respaldan si las ejecuciones de hipotecas aumentan.

Esto no ha pasado inadvertido a la Reserva Federal. En octubre de 2006, un informe publicado por David Wheelock dice:”En suma, los bancos norteamericanos parecen bien preparados para afrontar una caída modesta de los precios inmobiliarios, especialmente si es una caída localizada. Pero la experiencia de Estados Unidos y otros países indica que las caídas del valor de los inmuebles pueden tener graves repercusiones macroeconómicas, especialmente si el sistema bancario queda dañado”.

La historia se repite
Creemos que esas “graves repercusiones macroeconómicas” son muy probables y que el “sistema bancario” resultará dañado. Siguiendo con nuestro anterior artículo “La emoción extrema del crédito”, la comparación con el periodo 1930-1933 es tentadora. La situación en las Bolsas, los niveles de deuda, los ciclos en los tipos de interés, el ánimo de los consumidores y las reservas bancarias apuntan todos hacia un “credit crunch” y una gran devaluación de los activos. En el rebote de la Bolsa a principios de 1930, los inversores se congratulaban de haber sobrevivido al crack de 1929. Había una ligera preocupación por los precios de las materias primas y la inflación, pero el ánimo era aún eufórico. Las inversiones estaban “sólo” un 20% por debajo de los máximos de 1929 (casi como el S&P 500 hoy). El presidente Hoover habló a las autoridades bancarias que visitaron la Casa Blanca en junio de 1930: “Caballeros, han venido 60 días tarde. La depresión se ha terminado”. Pero el ánimo volvió a caer, la inflación comenzó a enfriarse, las materias primas cayeron, y los inversores vieron claro que la inmensa deuda que habían acumulado en el último año había que pagarla comenzando a vender acciones. La puntilla la puso el índice industrial del Dow Jones, que cayó un 85% desde su máximo en abril de 1930. Hubo tres crisis bancarias en los siguientes tres años, porque la gente atemorizada retiraba su dinero. A los granjeros y los inversores se les ejecutaron las hipotecas. Finalmente, en 1933, cuando se había limpiado la deuda del sistema, la Bolsa tocó fondo y comenzó un ciclo alcista que duraría 73 años.

agosto 18, 2006

El nuevo coche

Filed under: Historias para reflexionar — fibercool @ 12:38 am

Aquí otra de esas histórias de las hornadas de nuevos inversores que entran en Bolsa sin que nadie les haya explicado de que va el chiringuito:

Ana María y Vidal son pareja de hecho desde hace año y medio. Ella es directora financiera de una multinacional de la alimentación y él ingeniero informático. Descubrieron hace dos años las excelencias de una Bolsa que no conocía el miedo ¡Quién dijo miedo! y manifestaba enormes dotes de superación ante circunstancias adversas tanto en el terreno de la geopolítica como en el del alza de las materias primas. O dicho de otra manera, dos años de subida ininterrumpida del mercado que ha actuado como acicate y animador para atraer a más actores a su coso. Ana María y Vidal pidieron en abril un crédito para comprarse un coche de gran cilindrada. El banco no puso pegas pero el concesionario retrasó la entrega. Nuestros protagonistas de carne y hueso tuvieron la idea fantástica de especular con ese dinero en Bolsa hasta que llegara el coche de Alemania. Todo iba bien…

…Sobre ruedas hasta que una pequeña brizna inflacionista, la que se detectó el 9 de mayo y ahora se acaba de confirmar en Estados Unidos, fue suficiente para prender fuego al castillo de cartón en el que se habían convertido las Bolsas del mundo. La violencia bajista, como se sabe, fue atroz e impidió a muchos participantes en el mercado actuar con celeridad.

“Estaba dormitando en mi despacho con el ordenador conectado a mi brocker en tiempo real. Dí una cabezadita de media hora y cuando abrí los ojos me los tuve que frotar con fuerza, porque el Ibex caída a plomo ¿Qué hago ahora?, me dije atolondrado. Me puse a temblar, porque el dinero empleado en la Bolsa estaba destinado a la compra del BMW. Decidí que pasara la tormenta y consultar con mi pareja”.

“Al día siguiente llegó la calma y me mostré más entusiasmado. Pero al otro día volvió la violencia. Imposible escapar del incendio. Se nos ocurrió doblar la apuesta a crédito, que es lo peor que puede hacerse en estas circunstancias. Tres días después llegó otro huracán bajista y lo perdimos casi todo. Decidimos entonces ponernos cortos, con la creencia de que el mercado no recuperaría el pulso. Otro tremendo error, porque la Bolsa no solo no ha recuperado el descalabro de entonces sino que se encuentra en máximos del año. Es obvio que nos hemos quedado sin coche y, además, tenemos que pagar el crédito de un coche que no tenemos”.

Historias ciertas como ésta abundan por estos pagos en las últimas semanas en un fenómeno que se repite hasta la saciedad en todos los ciclos. La Bolsa suele enseñar su mejor cara, esbozar su sonrisa más amplia, durante semanas, meses, incluso años. Con ello logra reunir a numerosos participantes deseosos de batir marcas de enriquecimiento súbito, lo que se conoce en el argot como dar un pelotazo. La Bolsa, con frecuencia, se muestra díscola y de un zarpazo se carga el tenderete. Es decir, impide reaccionar y todos quedan atrapados.

Esta es la lección de lo expuesto ahora que vuelve el vino y las rosas a las Bolsas. La violencia bajista, por atroz y despiadada, es un fenómeno nuevo, que volverá a aparecer en cualquier momento. Se produce de manera intensa en cortos periodos de tiempo de tal modo que el mercado es capaz de eliminar de una tacada todas las ganancias acumuladas con esfuerzo durante años. Uno se pregunta ¿merece la pena jugar a a este enredo? Los sabios contestan que es lo que hay. Por lo demás, que siga la fiesta.

(Enlace).

Blog de WordPress.com.